TEMAS

Contaminación interior: mejora de la calidad del aire en el hogar

Contaminación interior: mejora de la calidad del aire en el hogar


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


No todo el mundo lo sabe, pero también existen numerosas fuentes contaminantes dentro de nuestros hogares. Nos referimos a la denominada contaminación interior que, como demuestra'Organización Mundial de la Salud (OMS), representa uno de los principales riesgos para la salud humana.

Contaminantes y sus fuentes

Las sustancias responsables de la contaminación interior se pueden clasificar en agentes químicos, agentes físicos y agentes biológicos. Las fuentes contaminantes provienen en parte del exterior, en forma de contaminación del aire exterior y polen, pero muchas de ellas derivan de fuentes internas, incluidos los ocupantes (humanos, animales), polvo (hábitat ideal para la proliferación de microorganismos), materiales de construcción, mobiliario y sistemas (sistemas de plomería, aires acondicionados, humidificadores).

La lista de contaminantes presente dentro de las cuatro paredes es decididamente grande e incluye, entre muchos: humo de tabaco ambiental (ETS); óxido y dióxido de nitrógeno (NOx, NO2); óxidos de azufre (SOx), monóxido de carbono (CO); materia particulada en el aire (PM10, PM2.5); benceno (C6H6); formaldehído (CH2O); amianto; fibras minerales sintéticas; endotoxinas y micotoxinas, hongos así como randon, gas radiactivo natural que tiende a extenderse rápidamente en el medio ambiente*.

Estas sustancias atentan contra la salud de nuestro organismo desde varios puntos de vista, afectando principalmente la calidad del aire que respiramos en casa.

Contaminación interior: 10 reglas para hacer que el aire del hogar sea más limpio

Investigadores deUniversidad católica han elaborado un decálogo útil para mejorar la calidad del aire en nuestros hogares. Aquí están los diez consejos:

  1. Ventile regularmente la casa al menos una vez al día, durante un mínimo de veinte minutos. Es recomendable adoptar ventilación natural, a través de las ventanas, en lugar de ventilación mecánica artificial. Es bueno usar las ventanas más alejadas de las calles por donde circulan automóviles. Además, es preferible ventilar la casa por la tarde, porque el nivel de partículas en el exterior es generalmente más bajo que por la mañana;
  2. Durante la cocción es importante utilizar la campana, prefiriendo aquellas con ventilador mecánico y filtros, que deben ser reemplazados periódicamente. Es aconsejable ventilar el hogar abriendo las ventanas después de cocinar los alimentos;
  3. Ventilar la casa durante y después de las actividades de limpieza doméstica, lavado y planchado, o bricolaje, pintura, encolado, uso de disolventes, desinfectantes y / o desinfectantes;
  4. Limpia las alfombras con una aspiradora equipada con filtro Hepa una vez a la semana, recordando reemplazarlo al menos cada seis meses. Las alfombras pueden ser una trampa para las partículas y pueden ser la causa de su resurgimiento. Los sofás, colchones, cortinas y muebles de tela también deben limpiarse periódicamente.
  5. El uso de purificadores de aire puede resultar útil para reducir la concentración de material particulado. Sin embargo, para su correcto uso es fundamental prever una limpieza periódica de los aparatos y la sustitución periódica de los filtros. La misma precaución es válida para los sistemas de ventilación mecánica controlada, presentes en viviendas de alta clase energética.
  6. No utilice, si es posible, ambientadores y perfumes para el medio ambiente como aerosoles, incienso y velas.
  7. Si es posible, evite utilizar chimeneas, estufas de leña o de pellet como fuente principal de calefacción. En particular, evite las chimeneas de sistema abierto o estufas que estén sin sellar y sin intercambio de aire con el exterior.
  8. No genere condiciones microclimáticas extremas en los hogares: controle que la temperatura y la humedad del aire no sean excesivamente altas o demasiado bajas.
  9. No fume en la casa. Los contaminantes emitidos representan un riesgo especialmente para niños, mujeres embarazadas y personas con enfermedades respiratorias.
  10. Pase tiempo al aire libre y camine. En contextos urbanos, es preferible evitar las carreteras con mucho tráfico durante las horas pico y cuando las obras de construcción están en funcionamiento. Es recomendable moverse por parques, áreas verdes de la ciudad, bosques y campo.

El Decálogo pertenece a la más amplia Proyecto de la universidad de Anapnoi (Respira bien para envejecer mejor) lo que implica la participación de investigadores de cuatro sedes de la Universidad Católica (Brescia, Milán, Piacenza y Roma), divididos en seis grupos de diferentes campos científicos (física ambiental y física del estado sólido, sociología, agricultura y medicina). El propósito de la iniciativa es evaluar cómo la contaminación del aire exterior e interior, en áreas urbanas y periurbanas, está relacionada con el desarrollo de enfermedades pulmonares en los ancianos con el fin de proporcionar pautas sobre adaptaciones conductuales para reducir riesgos y promoverenvejecimiento saludable.

* Fuente: "Principales contaminantes interiores y sus fuentes", portal Salute.gov.it



Video: Qué es la Calidad del aire interior CAI? Cómo se mide la calidad del aire? (Junio 2022).